La contribución de los edificios verdes en contra del COVID-19

covid

Un análisis realizado por el China Green Building Council (China GBC) sobre cómo los edificios verdes pueden prevenir y controlar el COVID-19

En diciembre de 2019 se produjo un brote de la enfermedad corona virus (COVID-19) que actualmente se ha extendido ampliamente alrededor del mundo.

La prevención y el control son elementos clave cuando se enfrentan emergencias importantes de salud pública. Para controlar la epidemia, se deben restringir las zonas de actividades en las comunidades y los residentes deben permanecer en interiores. Por lo tanto, como base de reunión para la mayoría de las personas, los edificios poseen un papel importante en la prevención y el control del COVID-19.

Las medidas de prevención y control basadas en la comunidad y en los edificios se han convertido en uno de los métodos más importantes de combate contra la epidemia. Entre estas medidas se encuentran el auto aislamiento, la gestión comunitaria, la desinfección de ascensores, la limpieza, y las ventanas abiertas para permitir ventilación natural.

La construcción “verde” es un hito en el proceso de desarrollo de la tecnología de construcción en China. En marzo de 2019 se publicó el Assessment Standard for Green Building (GB/T 50378-2019) (ASGB, por sus siglas en inglés). El ASGB se adhiere a la ruta técnica de la orientación hacia las personas, basada en el desempeño y la mejora de la calidad, y a su vez el objetivo es aplicar el concepto de desarrollo verde y ampliar la connotación de los edificios verdes. El ASGB absorbe nuevas tecnologías y conceptos en el desarrollo de la tecnología de la construcción y considera la seguridad, la durabilidad, la salud, la habitabilidad y la accesibilidad para los ocupantes de todas las edades.

Los criterios para los edificios verdes, tal como se describen en el ASGB, son beneficiosos para la prevención y el control del COVID-19. Los impactos positivos de los edificios verdes en la prevención y el control del COVID-19 pueden resumirse en cinco pilares:

  1. Proporcionar las acciones básicas para la prevención y el control de epidemias

Los requisitos del ASGB que contribuyen a la prevención y el control de COVID-19 incluyen la ventilación natural, la desinfección, la limpieza de los interiores, y el evitar la recolección; para la gestión de los bienes, incluyen la gestión de residuos, la gestión de la información, el monitoreo de la calidad del aire y el monitoreo de la calidad del agua, el funcionamiento estable del equipo de construcción y las habilidades para responder a la epidemia.

  1. Proporcionar conveniencia e instalaciones para la prevención y el control de epidemias

La conveniencia y las instalaciones para la prevención y el control de epidemias son la garantía básica para el progreso ordenado. Los requisitos incluyen: permitir a los ocupantes de los edificios y a los trabajadores de las obras un acceso fácil al equipo y las instalaciones médicas; un control eficaz del personal y los vehículos; proporcionar condiciones para añadir señales importantes para alertar a las personas; cambiar la función de las salas cuando sea necesario (salas médicas, salas residenciales de transición, salas de aislamiento y observación, almacenes de suministros, etc.)

  1. Reducción del riesgo de infección y prevención de infecciones cruzadas

El propio edificio también debería “aislar” el virus en la medida de lo posible para reducir el riesgo de infección. Los requisitos respectivos incluyen: controlar la colusión del aire y los contaminantes; controlar el retorno del flujo de los gases de escape de las cocinas y los baños; instalando un sellador efectivo para reducir el riesgo de transmisión del virus a través de las tuberías de desagüe y las heces; controlar la concentración de partículas en el interior; optimizar el espacio del edificio con la disposición de los planos para aumentar la eficiencia de la ventilación natural; controlar el sistema de aire acondicionado por zonas; lograr un entorno eólico bien diseñado para la dispersión de los virus y los gases nocivos.

  1. Promoción y protección de la salud de los ocupantes

Actualmente no existe ningún medicamento antiviral específico contra el COVID-19. El virus es en realidad una enfermedad autolimitada, que depende principalmente de la inmunidad del cuerpo. El ASGB regula la calidad del agua, la calidad del aire, así como el estado físico y la función antibacteriana de los materiales de construcción para promover la salud de los ocupantes, con el fin de reducir el riesgo de contraer enfermedades y mejorar la capacidad de resistencia a los virus.

Los requisitos respectivos del ASGB incluyen: controlar la concentración de contaminantes del aire interior como el amoniaco, el formaldehído, el benceno, los compuestos orgánicos volátiles totales, el radón, el PM2.5 y el PM10; evitar la condensación de la humedad en la superficie interior para impedir el crecimiento de bacterias patógenas como el moho; prohibir fumar en el edificio; garantizar la seguridad del agua; establecer instalaciones deportivas y de acondicionamiento físico para promover el movimiento físico; utilizar material “verde” de construcción con función antibacteriana.

  1. Estabilizar el entorno de trabajo y de vida durante la prevención y el control de la epidemia

Durante el período de la epidemia, mantener un entorno de trabajo y de vida estable es esencial. Los requisitos respectivos del ASGB incluyen: garantizar la salud de los ocupantes gracias a la calidad del agua; proporcionar instalaciones de servicios públicos convenientes (supermercados, mercados de verduras, hospitales y otras instalaciones de servicios públicos).

Al enfrentarse al COVID-19, el ASGB desempeña un papel activo al proporcionar una garantía básica y condiciones convenientes para la prevención y el control.

Con el desarrollo de las tecnologías de construcción en China, los edificios empiezan a destacar su desempeño en salud. En 2016, se publicó el Assessment Standard for Healthy Building (T/ASC02-2016). Se considera que como resultado del COVID-19, se debería prestar más atención al desempeño en salud de los edificios con el objetivo de contribuir ampliamente a la respuesta a las grandes emergencias de salud pública en el futuro.

Si quieres ver la nota original, haz click aquí.

En CÍVITA podemos ayudarte a evaluar el estado de tu edificio y optimizar sus condiciones de operación. Si tienes dudas o quieres mayores informe, no dude en contactarnos.

Related posts

Mayores expectativas: ambientes de trabajo más seguros y saludables

La Calidad Ambiental en Interiores (IEQ, por su acrónimo e…

0 comments
1
Uso de mingitorios secos como herramienta para el ahorro de agua

La reducción en el consumo de agua potable en los…

0 comments
Sistemas de Gestión de la Energía, una herramienta para todos

¿Qué son? Un Sistema de Gestión de la Energía (SGEn)…

0 comments
Comments
Leave a comment