Sistemas de Gestión de la Energía, una herramienta para todos

¿Qué son?

Un Sistema de Gestión de la Energía (SGEn) es una metodología basada en el ciclo de Deming (planear-hacer-verificar-actuar) que se implementa para mejorar el desempeño energético de una organización.

Su origen partió de la crisis energética de los 70’s donde utilizar eficientemente la energía se volvió indispensable. Desde entonces se han publicado distintas guías y normas para su implementación en diferentes países. La primera norma internacional al respecto, ISO 50001, se publicó en 2011. Fue en este mismo año que en México se publicó su equivalente, la NMX-J-SAA-50001-ANCE-IMNC-2011. Estas normas han sido actualizadas, siendo la ISO 50001 2018 la más reciente.

Aunque los SGEn se implementen individualmente, su importancia es de escala nacional e incluso global, ya que ayudan a incrementar la disponibilidad energética, reducir la intensidad energética y contribuir a la mitigación del cambio climático.

Beneficios

Un sistema de gestión de la energía es una herramienta que proporciona beneficios a la organización que lo implementa, como la reducción de costos y el incremento de la competitividad. Tanto los beneficios como la implementación de un SGEn son aplicables a cualquier organización, sin importar su giro o tamaño. Desde una oficina o una pequeña empresa hasta grandes industrias o ciudades. Es cuestión de ver a la energía como un recurso más cuyo uso se puede optimizar.

En la industria mexicana ya se han visto impactos positivos de la implementación de sistemas de gestión de la energía. Un ejemplo es la industria alimentaria donde (como parte del PRONASGEn de la CONUEE, bajo el Programa de Cooperación entre México y Dinamarca en el 2015) al implementarlos se identificó un potencial de ahorro energético del 25% con un retorno de inversión de 4 años.

Una de las ventajas del SGEn es que viene de la misma organización. Es decir, surge de la necesidad o motivación interna de mejorar el desempeño energético y es la organización quien determina las metas y objetivos a alcanzar, así como el alcance de éste, de acuerdo con sus necesidades y recursos. La metodología del SGEn busca la mejora continua, por lo que espera que conforme pase el tiempo el desempeño energético de la organización sea cada vez más alto.

Implementación

Ya que un SGEn es una herramienta de mejora respecto a la organización misma, un paso importante es conocer el desempeño energético actual. Esto generará la línea base contra la cual se compararán los resultados de la implementación de las medidas de eficiencia energética. Se lleva a cabo con un diagnóstico energético, con el cual se identifican oportunidades de mejora y se priorizaran de acuerdo con su potencial de ahorro y costo, considerando las posibilidades y planes de la organización.

Es posible identificar que llegar al objetivo planteado puede logarse con medidas operativas únicamente, es decir, sin costo. Por ejemplo, mejorando el desempeño de los equipos de aire acondicionado e iluminación con un programa de limpieza y mantenimiento; o reducir las horas de uso mediante campañas de concientización y desarrollo de buenos hábitos. En el proyecto piloto de Introducción a la Eficiencia Energética y Sistemas de Gestión de la Energía en Pymes de México (coordinado en conjunto por la CONUEE y el Instituto de Metrología de Alemania (PTB) entre el 2013 y 2017), las empresas participantes lograron ahorros energéticos del 2 al 11% mejorando el control operacional solamente.

Más allá del diagnóstico y las oportunidades identificadas, el éxito de la implementación de un SGEn radica en el compromiso de todos los involucrados. Desde el director que establece la política, metas y objetivos hasta cada uno de miembros de la organización quienes son responsables de desarrollar y ejecutar los planes de acción y adoptar mejores prácticas energéticas.

 

Si te interesa implementar un Sistema de Gestión de la Energía en tu organización o simplemente saber más acércate a nosotros.

Contacto: info@civita.com.mx, tel.: +52 (33) 3336 2718

 

Fuentes:

CONUEE, GIZ. (2016). Manual para la Implementación de un Sistema de Gestión de la Energía (2a ed.). México, D.F.

Mendoza Barrón, L., Prem, R., & Wendt, S. (2017). Proyecto piloto. Introducción a la Eficiencia Energética y Sistemas de Gestión de la Energía en Pymes de México. Ciudad de México: Physikalisch-Technische Bundesanstalt.

Villegas Alcántar, N. (2015). Energy Management Systems in the Food and Dairy Industries. Danish Energy Agency.

Related posts

Mayores expectativas: ambientes de trabajo más seguros y saludables

La Calidad Ambiental en Interiores (IEQ, por su acrónimo e…

0 comments
2
Uso de mingitorios secos como herramienta para el ahorro de agua

La reducción en el consumo de agua potable en los…

0 comments
Sube el termostato: menores costos de energía, sin quejas.

La Universidad de Georgia llevó a cabo un estudio en…

0 comments
1
Comments
Leave a comment